La Habana, donde el tiempo aun no ha pasado.

No se por donde comenzar, mi visita a Cuba fué tan variada que es un poco difícil hacer un resumen, pero haré lo mejor que pueda.

Cuando viaje a Cuba en diciembre del 2014 no había mucha información en internet y tuve que recurrir a libros y guías de viaje. Por primera vez en mi vida, no reservé ningún hotel con anticipación ni planeé mis viajes internos en bus.

La Habana es una ciudad grande y los autos antiguos de los años ’50 recorren la ciudad, ya sea como servicio de taxi o como transporte de los cubanos por que en un auto de esos entran muchas personas y se va parando en diferentes sitios.

Nuestra habitación modesta se encontraba en el último piso, y tenia una vista preciosa hacia la calle, era preciosa por que reflejaba la situación de La Habana y sus habitantes en ese momento, no por que tuviese flores, estatuas o plazas históricas. Yo quería ver La Habana sin maquillaje y autentica. Debo admitir que hablar español me hizo tener un contacto más directo y me abrió muchas puertas.

Los Cubanos son habladores, les gusta contar relatos de su vida personal y les gusta dar la bienvenida al extranjero. Por las calles se escuchaba “Bailando” de Enrique Iglesias y hacía un calor agradable.

Me encanta La Habana, estaba en otra época en una ciudad diferente a todas las que había visto antes, una ciudad que conserva un atractivo secreto, lo mejor es tomar las cosas con calma, observar la gente y no planear mucho para poder asimilar ésta experiencia.

Un día normal en una calle de La Habana, Cuba.

La Habana, Cuba.

Estos artículos sobre Cuba podrían interesarte:

5 LUGARES DONDE COMER Y BEBER EN LA HABANA, CUBA.

A VIDEO OF MY VISIT TO CUBA.

 

 

angela

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *